6Shares
  • Home  / 
  • Uncategorized
  •  /  Meditación: Transforma tu Jardín en un Maravilloso Espacio de Armonía y Tranquilidad

Meditación: Transforma tu Jardín en un Maravilloso Espacio de Armonía y Tranquilidad

Cómo armonizar tu jardín para meditar budaTu jardín puede convertirse en un espacio encantador y perfecto para practicar meditación. Diseñar una área especial donde puedas meditar y armonizar todos tus sentidos quizás resulte más sencillo de lo que piensas; incluyendo el hecho de no tener que gastar fortunas en ello. Existen diferentes formas para crear un jardín que mejore tu paz interior sin importar si afuera llueve o el sol está que quema.

Haz de tu Jardín un Revitalizante y Bonito Espacio Para la Meditación:

1. Elegir plantas exuberantes. La abundancia de plantas verdes ayuda a crear una atmósfera relajante. Cualquier variedad de menta u otras hierbas aromáticas nos regalan una imagen fresca y muy agradable. Si vives en un lugar con clima cálido, seguro podrás disfrutar de la presencia del bello bambú en tu jardín o buscar alguna otra planta ornamental fácil de adquirir en tu región.

 2. Incorporar objetos relacionados con la meditación. Dependiendo de la tradición de tu fe, puedes elegir alguna figura o imagen representativa para ti. Simplemente puedes lograr una disposición agradable de ciertas piedras o incorporar piezas de madera para darle un toque más armonioso. Muchas personas también encuentran atractivo añadir arena fina en algún cajón alargado de madera bajo las plantas del jardín. La arena está disponible en los supermercados en el área de decoración y ornamentos para jardines Zen.

3. Instalar bebedor para aves o una fuente. El movimiento que produce la caída del agua relajará tu mente mientras escuches sus sonidos que bien llegan a ser terapéuticos. Si el mecanismo de la fuente o el bebedor de aves es implementado con un sistema solar por ejemplo, disfrutarás de sus magníficos beneficios y al mismo tiempo serás amable con el medio ambiente. Y además de deleitarte con la compañía y el canto de los pájaros. 🙂

4. Colocar asientos confortables. Si prefieres sentarte en el piso, solo procura mantener el espacio limpio, así podrás colocar un tapete o cojín para disfrutar tu jardín. Si utilizas una silla, asegúrate de que te permita mantener una postura correcta, así podrás mantener tu espalda con la alineación adecuada y tus pies apoyados en el piso.

5. Improvisar para aprovechar al máximo tu espacio. No importa si tu jardín es pequeño, puedes armonizarlo de tal manera que resulte lindo y acojedor. Considera colocar estratégicamente un pequeño sendero alineado con de piedras y practica una meditación distinta que incluya atravesar ese sendero.

Hacer nuestro propio jardín zenPara meditar y disfrutar los días soleados en tu maravilloso jardín:

1. Eliminar las distracciones. Apártate de las distracciones internas y externas cuando sea tiempo para meditar. Dependiendo del lugar en el que vivas, por ejemplo puede ser más favorable que medites por la mañana cuando hay menos tráfico y ruido en la calle.

2. Acostumbrarse a las distracciones externas. Si las distracciones externas persisten, deja que entren en tu mente con tranquilidad en lugar de luchar contra ellas. Utiliza el sonido del claxon de los coches y el de las personas hablando para permanecer concentrado en el objetivo de tu meditación, en lugar de tratar de combatirlos con otros pensamientos que al final terminarán desconcentrándote por completo.

3. Protección contra los insectos. Hay muchas formas de apartar a los insectos de nuestro espacio, sin la necesidad de tener que matarlos. Por ejemplo verifica si hay avispas cerca, y trata de no molestarlas. Evita los factores que pueden atraerlas, como el perfume, colores brillantes, y comida. Un repelente natural y muy efectivo son las plantas de menta o de pepino.

4. Evita exponerte demasiado a los rayos solares. No importa si permaneces inmóvil o sentado en el exterior, exponerse por largos periodos al sol causa daños en nuestra piel. Utiliza un bloqueador solar de pantalla total y ponte un sombrero, especialmente si meditas al medio día cuando el calor del sol se siente con más intesidad.

Continua Meditando y Disfrutando de tu Jardín Incluso en los Días de Lluvia:

1. Que tu jardín sea más acogedor. Cuando la temporada de lluvias se acerque protege tu jardín con una cubierta impermeable, así podrás permanecer en el y disfrutar el sonido de la lluvia sin empaparte. Si el área destinada para tu jardín es muy pequeña, puedes colocar una sombrilla amplia y tu silla estará resguardada justo debajo. Esto te servirá para protegerte tanto del sol como de la lluvia.

2. Un espacio al interior de tu casa con una vista agradable. Cuando la tormenta te mantenga dentro de tu casa continua meditando y de ser posible hazlo en la habitación con vista a tu jardín para poder seguir disfrutando de el.

Definitivamente un precioso jardín lleno de armonía y tranquilidad hará que tus sesiones de meditación sean aún más placenteras y productivas. Sin importar los cambios de clima, disfruta de la belleza que te brinda un espacio con elementos naturales para equilibrar tu mente y espíritu.

1comment
Mariana - diciembre 7, 2013

Sin duda, tener un lugar dónde meditar es esencial para el buen desarrollo de la mente y el espíritu, y los consejos para hacerlo desde nuestro jardín, en casa, son muy buenos, así no tenemos que salir al bullicio de la ciudad.

En lo personal, suelo combinar éstos consejos con meditación guiada, y me ha dado excelentes resultados para bajar mis preocupaciones y estrés.

Reply
Click here to add a comment

Leave a comment:

*