13Shares

Cambiando De Rumbo: De Trabajar En Una Empresa a Trabajar Por Mi Cuenta.

Después de una larga trayectoria laboral donde las 8 horas diarias han sido el pan de cada día, derepente te entra la inquietud de trabajar de forma independiente. Tal vez quieras destinar más tiempo para tu persona y para la lista de actividades que son tan importantes en tu vida personal; quizás son tus hijos, tu vida espiritual, o simplemente un proyecto que has anhelado realizar desde hace mucho tiempo y que siempre terminabas por guardar en el “baúl del después.”

Seamos conscientes desde este momento que incorporarnos a actividades nuevas requerirá de compromiso, disciplina, entrega y pasión de nuestra parte.

Aquí algunos tips para hacer más fácil la transición entre trabajar para alguien más a hacerlo por tu cuenta:

1. Primero debes asegurarte de contar con un trabajo o proyecto por anticipado. Antes de anular tu actual contrato en la empresa, intenta alternarlo (aunque sea por lapsos de tiempos cortos) con tu nueva ocupación.

– Si cuentas con suficiente experiencia en tu área laboral, quizá tengas la posibilidad de trabajar desde tu casa, esto te permitirá disponer de tu tiempo con mayor soltura.

2. Crea un horario y apégate fielmente a el. Cuando tenemos toda la libertad para hacer las cosas que queremos a la hora que deseamos, recae más responsabilidad en nosotros pues debemos distribuir nuestro tiempo con toda la seriedad necesaria. Tal vez estarás tentado a levantarte tarde, a pasar todo el día sentado frente al televisor o salir con tus amigos a comer y dejar el trabajo pendiente para cuando vuelvas a casa aunque sea de noche.

Nuestro biorritmo y su importancia. Puedes ser una persona con más energía durante las mañanas o bien por las noches. Identifica en que horario te adecuas más y organiza tus actividades para realizarlas en tal lapso de tiempo.
Por ejemplo, si eres un escritor, puedes programarte para escribir al menos un artículo por día. En este caso un detalle importante sería el hecho de tener que realizar búsquedas de información en internet, ya que la mayoría de las personas trabajando de forma independiente están casi siempre sujetas a esta fuente de información. Así que asegúrate de recopilar los datos necesarios antes de comenzar a escribir, ya que la conección de internet puediera fallar y eso mermaría el proceso posterior de tu actividad.

Establece una rutina. Si puedes levantarte a las 6:30 am tomarás ventaja del ciclo natural que la mayoría de las personas compartimos. Regularmente los niveles de energía tienden a ser más altos al rededor de las 6:30 am para reducirse paulatinamente a lo largo del día. Al igual, nuestro cerebro reinicia su ciclo de más actividad aproximadamente a las 11 pm. – así que ve a dormir un poco antes.

3. Organiza el dinero. Desde el momento en que no cuentes con un ingreso monetario estable, debes planificar con inteligencia los movimientos que hagas con tus recursos. Fijate cuanto puedes gastar como límite máximo y cuanto es necesario tener en reserva. Y siempre asegúrate de tener suficiente dinero para el mes próximo.

trabajar de forma independiente en mi hogar

4. Destina una área de tu casa para trabajar e intenta que resulte una atmósfera agradable. Diseña un espacio bonito y muy acogedor. Ésta será tu nueva oficina. Pinta las paredes con el color que te de energía positiva y armonize el entorno.

– Por ejemplo, el color rojo y el violeta tienden a energetizar la producción y creatividad, mientras que el azul que es más fresco brinda una sensación de tranquilidad. El amarillo y el verde son colores vibrantes y felices. Opta por el naranja si el rojo te parece demasiado intenso para decorar.

5. Combate la soledad manteniendo relación con tus amigos. Quienes se dedican a trabajar de forma independiente reducen su círculo social de alguna forma desde que deciden trabajar individualmente. Si ese aspecto te acarrea insatisfacción y te cuesta mantenerte trabajando siempre solo, sal a comer con tus amigos u organizen reuniones los fines de semana. Recuerda que una de las grandes ventajas de trabajar desde tu hogar es que puedes tomar un descanso cuando tú lo decidas.

6. Adquiere una página de internet. Los dominios para un sitio suelen tener costos accesibles, regularmente no rebasan los $15 dólares anuales. Si aún no cuentas con un nombre para tu negocio, puedes registrarlo con el tuyo propio. Por ejemplo: gabrielmendiola.com, o mendiolagabriel.com.

– El internet es una magnífica herramienta con múltiples posibilidades de obtener una página web de forma gratuita. Solo necesitas alimentarla con contenido de calidad junto a un diseño profesional. Trata que tu información aparezca de forma clara y simple en su presentación y déjale saber al mundo lo que ofreces a través de tus servicios. No olvides anexar algunas muestras de tu trabajo en el portafolio.

Pon en marcha estos consejos para lograr una mejor transición (con excelentes resultados) hacia tu carrera de trabajador independiente. ¡Y disfruta tu nuevo auto-empleo! 🙂

Fotos:  Alan Cleaver creative commons, Victor1558 creative commons.

1comment
Julian - enero 15, 2013

Hola a todos. Habia trabajado en algunas ocasiones para otras empresas, pero sinceramente me sentia como derrochando mi tiempo. Con el tiempo fui organizando mis ideas y planeando, y actualmente soy comerciante independiente, puedo manejar mi propio tiempo y ser deño de mi vida. Es una muy buena desicion trabajar por su propia cuenta la verdad.

Un gran saludo!

Reply
Click here to add a comment

Leave a comment:

*